Current Exhibition

Vivimos tiempos en los que los conceptos de nación, patria e identidad son replanteados, reivindicados, reformulados y, en ocasiones, exaltados hasta la saciedad. Este contexto es el que ha motivado la última exposición del artista alcoyano Damià Jordà, que presenta en la galería The Blink Project su última propuesta artística en forma de instalación audiovisual: un sistema de múltiples pantallas que podrá, además, ser apreciado desde fuera de la galería por todos aquellos que transiten por la calle Carrasquer.

En esta “pequeña patria” que Jordà construye en el cubo blanco de la galería, el concepto de nación se aleja de los símbolos abstractos y de los discursos épicos para reducirse a lo más cercano. El artista reincide en uno de los lugares comunes de su obra: trasladar su mirada al hecho cotidiano, prosaico, a veces incluso vulgar o decadente, para dirigir la mirada del espectador hacia aquellos lugares y situaciones que quizá pasen desapercibidos en el día a día, pero que en el fondo construyen esas identidades colectivas a las que nuestro subconsciente apela cuando hablamos de patria.

Un registro estético tan cercano al paisajismo romántico como al documental realista, en el que el artista nos ofrece una mirada a veces furtiva hacia una realidad en la que pocas veces los seres humanos son protagonistas, pero en la que su huella esta siempre presente. Los espacios de las clases populares, sus lugares de trabajo y de ocio, los rincones olvidados de nuestras ciudades, asumen el protagonismo de esta pieza envolvente en la que, como no podía ser de otra manera en una obra audiovisual, la pista sonora completa el circulo en el que se circunscribe el discurso del artista.

Jordà prepara una sorpresa para aquellos que se acerquen a disfrutar de esta experiencia audiovisual experimental, ya que disfrutar de la obra completa, con su pista sonora íntegra, deberá implicar una acción por parte del espectador e incluso una interacción física con la obra. Lo que sí podemos adelantar es que, como el propio título insinúa, la obra conlleva implícito el homenaje al poeta valenciano Vicent Andrés Estellés, referente para Jordà en lo que respecta a este retrato de lo cotidiano a la vez romántico y brutalmente realista.