BTB I: /javi moreno & Deva Sand, diálogos.

https://vimeo.com/412066409

/javi moreno, “Entremeses”

Entremeses propone pequeñas escenificaciones en un reducido espacio (mi terraza) y durante unos minutos (durante los aplausos de las 20:00 h de la primera cuarentena del COVID-19). Los entremeses iniciados por Lope de Rueda completaban, animaban y entretenían al público entre jornadas teatrales; una microrepresentación conectiva secundaria. De algún modo las stories de Instagram funcionan como entreactos empoderados: unidades de contenido complementarias a las publicaciones permanentes han tomado sin embargo el mando de la visualidad consumida en dicha red. Su formato corto no permite una gran profundidad y sí favorecer una emergencia de la forma sobre el contenido. Un vaciamiento que se performa una y otra vez.

Estos pequeños entreactos se componen rápidamente mediante la inclusión de gadgets, gifs, filtros o cualquier otro soporte predeterminado de la interfaz, además de permitir la implementación por parte de lxs usuarixs. Deudores del like y del aplauso, las stories no son más que una refinada muestra de la tecnificación de los entornos líquidos en la red. Configurar stories de modo analógico en un período de tiempo de reclusión y aplaudido circunstancialmente es un acto de resistencia low tech: una nostalgia inducida que museifica la propia obselescencia programada (de los dispositivos y de lxs artistas, que nos pasamos de moda).

/javi moreno: Entremés 1:
/javi moreno: Entremés 2:
/javi moreno: Entremés 3:

DEVA SAND, “Siguiendo la corriente”

Quisiera compartir algo de la insólita y sorprendente experiencia que he vivido en estas dos semanas de conversación titulada “Romanzas sin palabras”, con Javi Moreno.

En este momento de reclusión forzada, en el que el tiempo se detiene, tu realidad se tambalea, y ves cómo todos tus sueños y proyectos se desploman, llega BLINK TO BLINK.

Con su propuesta, vi cómo se me ofrecía la posibilidad de experimentar un lenguaje diferente, en forma de proceso documentado, que literalmente me iba a sacar de mi zona de confort, sacudiendo todo mi sistema de trabajo: me replanteaba el discurso creativo.

De ahí surgió el título del proceso “Siguiendo la corriente”. Frente a lo inesperado, es lo mejor que se puede hacer, dejarse fluir….a ver qué ocurre.

Tenia que establecer un dialogo rápido, diseñado para adaptarse a las redes. La experiencia ha resultado como, de repente, tener que juntar el arte Póvera con el código binario.

En este nuevo paradigma, somos el formato 110 x 110 píxeles.

En este reto, disponíamos de tres días para entender lo que cuenta el compañero, desarrollar una respuesta coherente, realizarla, y hacer un post.

Respiras hondo y sueltas todas las ataduras, te lanzas de lleno a ello, porque lo necesitas, y sabes que, en el fondo, te va a sentar de lujo expresarte sea como sea en este momento de cambio globalizado.

Dentro del sistema, de sus trampas, leyes y engaño, existe una brecha, y es la de la creatividad.

Ahí reside esa parcela de libertad, de expresión, que a pesar de todas las coyunturas, te sostiene, más allá de cualquier miedo.

Es así como he sentido este proyecto, como una explosión vital en medio de un caos planetario. Gracias a ti María por fomentar este espacio, y a ti Javi, por haber abierto este dialogó. Námaste